Calendario

Semana 14 de embarazo

Semana 14 de embarazo

Cambios físicos en la madre

El peso y el tamaño del útero continúan aumentando.

A medida que el cuerpo de la mujer se va ajustando a los cambios del embarazo, se notará que se han adquirido unos kilos demás y probablemente hasta el formato del mismo sea un poco diferente, inclusive el del rostro.

Sin embargo la barriga no es tan grande como para impedir hacer ejercicios como nadar, caminar y realizar actividades aeróbicas de bajo impacto, además la barriga no incomoda para dormir bien.

 

Síntomas

Por causa de las hormonas del embarazo, la mujer puede tener cierto desequilibrio en su centro de gravedad; además sus articulaciones están más flojas.

Esto puede facilitar que sufra alguna caída, por lo que debe ser muy cuidadosa en esta fase, ya que el control muscular y la coordinación motora no están en su mejor forma.

Por lo tanto se deben evitar situaciones que la coloquen en riesgo de caerse. Si se presenta la sensación de falta de equilibrio, acompañada por mareos, dolor de cabeza, visión borrosa o dolor, se debe consultar inmediatamente con el médico

Falta de equilibrio puede también ser ocasionada por problemas en los oídos o de la visión, así como por infecciones tanto virales como bacterianas.

Otro síntoma en esta semana son los cambios de humor, los mismos son normales pero se deben conversar con el médico y/o con la pareja, eso será de mucha ayuda.

Otro problema recurrente en esta etapa es la constipación. El incremento de los niveles de estrógeno y progesterona hacen que el musculo uterino se relaje y los movimientos intestinales disminuyan.

Para prevenir esta situación se deben corregir hábitos alimenticios, tomar más agua y practicar ejercicios físicos ligeros.

Se afianza la línea oscura que separa el abdomen en dos partes, esto por la acumulación de melanina en este periodo.

Los pezones también comienzan a oscurecerse por la formación de hormonas y melanina.

Con el avance del embarazo las manchas oscuras (melasma) que pueden aparecer en el rostro, axilas y piernas pueden hacerse más evidentes, ellas desaparecerán luego de la lactancia.

Las estrías también pueden agudizarse.

 

Recomendaciones

Es importante cuidar de la alimentación, sobre todo tener cuidados especiales con la forma en la cual se preparan los alimentos, se debe dar prioridad a las preparaciones al vapor, sin muchos condimentos y sobre todo se debe ser cuidadosa con el consumo de sal.

Es necesario evitar alimentos refinados, fritos y con mucha grasa; se recomienda usar aceite de oliva para cocinar y condimentar ensaladas.

Dar preferencia a carnes magras, como pollo, pavo, conejo y pescado.

Evitar dulces y refrigerantes.

Incluir en la dieta diaria alimentos ricos en fibras, frutas, legumbres y agua.

Las infecciones urinarias son comunes en esta fase, se pueden evitar yendo con más frecuencia al baño.

Para evitar el melasma del rostro, se debe usar protector solar a diario.

Para las estrías es importante mantener la piel hidratada, para lo cual es bueno utilizar cremas hidratantes y algunos aceites como el de almendras, semillas de uvas o girasol.

 

Medicación  y control médico durante el embarazo

Si se tienen problemas con la constipación que no pueden resolverse con la dieta, el médico seguramente le indicará algún laxante suave.

Esta semana es el límite para la realización del examen de translucencia nucal, que sirve para identificar síndrome de Down.

 

Desarrollo del bebé

Ya para esta etapa el bebé tiene cabello, no solo en la cabeza y cejas, sino en el cuerpo entero; es una especie de pelusa que lo protege del liquido amniótico y ayuda en la regulación de la temperatura corporal; esa camada de pelo generalmente desaparecerá antes del nacimiento, o inmediatamente después del parto.

Algunos músculos comienzan a funcionar; en esta semana el bebé mueve sus deditos y la cabeza, y hasta se chupa el dedo.

Los ojos se están posicionando en su destino final y el rostro toma mas forma, con las orejas y mandíbulas ya bien ubicadas.

El cuerpo crece más rápido que la cabeza y ya se puede distinguir el cuello; en pocos días los brazos se alargaran, haciéndose más proporcionales con el resto del cuerpo, las piernas sin embargo aun tienen que crecer un poco más.

Para esta semana ya el bebé pesa alrededor de 43 g y mide 14 cm de largo, con un tamaño comparable a un durazno.

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario