Calendario

Semana 2 de embarazo

Semana 2 de embarazo

Semana 2 de embarazo. Lo primero en lo que la futura mamá debe pensar es que con el tiempo va a engordar. La ganancia de peso es necesaria porque su cuerpo está creciendo y cambiando con la finalidad de proporcionar las mejores condiciones para el bebé, el cual pesará al nacer alrededor de 3,3 kilos.

Los kilos extras que la madre engordará, en promedio, se distribuirán de la siguiente manera:

  • Durante el embarazo la capa muscular del útero crece y pasa a pesar 900 g más
  • La placenta que nutre al bebé, pesa aproximadamente 700 g al final del embarazo
  • Los senos aumentan de tamaño y pueden llegar a pesar 400 g más
  • El volumen de sangre del cuerpo también aumenta, con un peso promedio de 1,2 kg
  • El organismo acumula líquido, además del líquido amniótico que envuelve al bebé, con un total aproximado de 2 kg
  • También se acumula grasa en el cuerpo para garantizar un almacenamiento extra de energía para la fase de lactancia, con un total de 4 kg

Al final del embarazo, la mujer podrá llegar a pesar unos 12,5 kg más de lo que pesaba antes.

Es importante tener en cuenta que las mujeres con un Índice de Masa Corporal elevado antes de quedar embarazadas, deben intentar engordar lo menos posible durante la gestación.

La ganancia excesiva de peso puede aumentar el riesgo de padecer de hipertensión y de diabetes gestacional, además de incrementar la posibilidad de que el bebé nazca más grande de lo normal.

Sin embargo hacer cualquier tipo de dieta para perder peso no es recomendable, lo que se debe hacer es tener una alimentación sana y balanceada, de preferencia orientada por un nutricionista, para que no se acumulen demasiados kilos y el bebé crezca de forma saludable.

También es recomendable que la futura mamá practique una rutina de ejercicios, de manera tal de promover el tono muscular, la fuerza y la resistencia, que la ayudaran a que su cuerpo pueda cargar el peso extra del embarazo y la preparará para el esfuerzo del parto, además de colaborar para que el cuerpo vuelva a estar en forma después de que nazca el bebé.

Sin embargo es aconsejable conversar con el médico antes de comenzar cualquier actividad física, puesto que algunas mujeres deben tener más cuidados a la hora de ejercitarse, ya que si tienen presión elevada corren el riesgo de parto prematuro.

También deben ser más precavidas, si han tenido alguna de las siguientes condiciones:

  • Amenaza de aborto espontaneo en embarazos anteriores
  • Nacimiento de hijos prematuros en el pasado
  • Sangrado severo
  • Problemas en la columna lumbar o en las articulaciones de la cadera
  • Enfermedades pre-existentes

Control médico y exámenes recomendados en la semana 2 de embarazo

Después de la fecundación, el futuro bebé todavía es muy pequeño, llega al útero por medio de las trompas y allí se consolida o se implanta, para dar comienzo al crecimiento placentario.

Durante ese proceso algunas venas pueden romperse, causando un ligero sangrado, muchas mujeres ni se dan cuenta o le dan poca importancia puesto que normalmente coincide con la época en la cual se esperaría la menstruación. Es un sangrado normal, que no es motivo de preocupación, a menos que sea muy intenso por lo cual debe acudirse al médico inmediatamente. A este sangrado se le llama sangrado de implantación.

Así como en la primera semana, durante la segunda semana de gestación, la mujer continúa sin ningún síntoma.

Entre los exámenes que suelen indicarle a la madre están la ultrasonografía, la cual es fundamental para monitorear la salud de la madre y del feto y no presenta riesgos para ambos.

No existe contraindicación para ser realizado durante la segunda semana, salvo raras excepciones y si se ha descubierto o se sospecha que realmente la mujer está embarazada puede ser indicado para confirmar su condición desde el inicio y poder verificar la edad gestacional o inclusive descartar un embarazo ectópico (es cuando el óvulo fecundado se aloja fuera del útero).

Pero lo más común es que ese examen sea recomendado alrededor de la semana 11.

Desarrollo del embrión

En cuanto a la situación del bebé a las dos semanas, en realidad este todavía es un embrión, resultante de la fertilización de un ovulo por un espermatozoide.

Durante esa segunda semana el embrión comienza a ser envuelto por el sistema circulatorio de la madre, por medio de las venas que se formaron para el desarrollo de la placenta.

A partir de ese momento, específicamente en el décimo día de embarazo, es cuando el embrión que ya se ha implantado en el endometrio uterino, comienza a recibir los nutrientes a través del saco vitelino o vesícula vitelina.

En esta segunda semana ese conjunto de células que constituyen el embrión puede llegar a tener entre 0,1 y 0, 2 mm, como una semilla se sésamo.

SEMANA 3 DE EMBARAZO

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario