Calendario

Semana 21 de embarazo

Semana 21 de embarazo

Cambios físicos en la madre

En esta fase del embarazo ya es imposible esconder la barriga, el cuerpo de la mujer se amolda al crecimiento del bebé; el útero mide alrededor de 20 cm y puede ser sentido un centímetro por encima del ombligo.

Pueden notarse cambios en la cintura, brazos y hombros; además  el rostro se volverá más redondeado, todo esto por una mayor retención de líquidos.

La piel estará más firme y luminosa, y las posibles arrugas desaparecen por arte de magia.

Los cambios generales del cuerpo, principalmente por el incremento de peso y del tamaño de la barriga harán que se dificulte encontrar una posición cómoda para dormir.

Lo mejor es intentar acostarse de lado con una almohada entre las rodillas para que la región lumbar tenga un buen soporte.

Síntomas

Pueden aparecer dolores en la espalda, principalmente en la zona baja, esto es muy común durante la gestación, ya que el útero está en plena expansión y cambiando el centro de gravedad de la madre.

A su vez hay hormonas que suavizaran las articulaciones del cuerpo, incluyendo los ligamentos que mantienen los huesos de la pelvis unidos; esto permitirá que la pelvis se expanda para acomodar la cabeza del bebé en la posición correcta.

La futura mamá podrá también sentir alguna incontinencia urinaria, producida por la creciente presión del bebé sobre sus órganos.

Para esto el médico podrá recomendarle los ejercicios de Kegel, los cuales ayudaran a fortalecer el área muscular que se encuentra entre la vagina y el ano (perineo); son ejercicios sencillos de contracción pélvica de forma secuencial.

Recomendaciones

Con respecto a  la alimentación, la principal recomendación es no hacer cualquier tipo de régimen durante el embarazo, no es hora de pasar hambre ni de perder peso.

Pero si  se debe llevar una buena dieta comiendo alimentos sanos y nutritivos, los kilos extras se podrán perder después del parto.

Si la futura mamá tiene problemas de peso, bien sea por encima o por debajo del ideal, lo mejor será seguir un programa nutricional especial para cada caso, pero siempre bajo la orientación de un profesional de la nutrición.

Medicación  y control médico durante el embarazo

Ya es fecha de una nueva consulta pre-natal, que debe comenzar con la medición de los signos vitales y verificación del peso.

El médico también indicara algunos exámenes de orina para descartar la presencia de proteínas (asociadas a pre-eclampsia), glucosa (para despistaje de diabetes gestacional) o infecciones urinarias.

También se realizará el test de Coombs indirecto, si la madre es del grupo sanguíneo Rh negativo.

Si el resultado es negativo, se le administrará en la semana 28 una inyección de inmunoglobulina anti-D (anticuerpos para el factor Rh).

Después del parto si el bebé resulta ser Rh positivo, la madre recibirá una nueva inyección, con fines de protección en un posible nuevo embarazo, así se previene que los anticuerpos del sistema inmune de la madre atraviesen la placenta y combatan las células sanguíneas del feto.

Desarrollo del bebé

El bebé ya posee un peso entre los 300 y 350 g, con un tamaño de 26 cm, puede ser comparable con una banana.

Las cejas y pestañas están plenamente desarrolladas y en las puntas de los deditos ya hay uñas.

Los latidos cardiacos son cada vez más fuertes y pueden ser escuchados directamente con un estetoscopio simple.

Los huesos del oído interno ya se están terminando de formar integralmente y la nariz comienza a tomar forma.

La audición está más definida, por lo cual sonidos muy fuertes podrán asustarlo; el bebé reconoce mejor la voz de la madre y del padre, por lo que hablarle fortalece el vínculo materno y paterno.

A estas alturas podrían sentirse una especie de latidos o sonidos rítmicos, eso lo más seguro es que sea hipo; lo cual le sirve de entrenamiento al aparato respiratorio (el liquido amniótico entra en los pulmones y luego sale con la espiración).

Esos episodios de hipo representan espasmos de un diafragma inmaduro, no son perjudiciales y se presentaran  inclusive después del nacimiento.

El aparato digestivo está trabajando a toda máquina, ya después de la séptima semana de gestación había comenzado a desarrollarse el intestino delgado, ahora a partir de esta semana se activa el intestino grueso, por donde pasa parte del líquido amniótico que el feto está tragando constantemente.

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario