Calendario

Semana 25 de embarazo

Semana 25 de embarazo

Cambios físicos en la madre

Puede que la futura mamá note que los pelos del cuerpo se han vuelto más gruesos y oscuros y que aparecen en el mentón, labio superior, senos y hasta en la barriga.

Eso se debe al aumento de las hormonas sexuales, pero no es motivo de preocupación, puesto que todo volverá a la normalidad luego del nacimiento del bebé.

Síntomas

Pueden presentarse sueños intensos o inclusive pesadillas, por lo cual el dormir no es muy reconfortante, eso es completamente normal en esta fase.

Principalmente por la dificultad en encontrar una posición confortable debido al aumento del tamaño de la barriga.

Se recomienda dormir de lado, preferiblemente el izquierdo, colocando almohadas entre las piernas, debajo de la barriga o donde le resulte más confortable a la mujer.

Otro síntoma que se puede presentar en esta fase del embarazo es la falta de atención o episodios de olvido, y aunque puedan tener origen físico, no se consideran un problema clínico.

El cerebro de la madre está seleccionando de forma instintiva las informaciones relacionadas con todo lo que tiene que ver con el bebé (ropas, biberones, parto, etc.).

Así que no es mala idea adquirir la costumbre de agendar las cosas a realizar, para así no angustiarse por haber olvidado las actividades de rutina.

Recomendaciones

En esta semana del embarazo ya puede ser tiempo de pensar en todo lo que va a cambiar en la vida de la madre, y en el futuro de su hijo.

Las familias de hoy en día han ido buscando todos los posibles recursos que puedan proporcionarle seguridad al hijo que viene en camino.

Entre esos recursos está el ir pensando en un buen plan de salud y en la posibilidad de recolectar células madre de la sangre del cordón umbilical a la hora del nacimiento.

Es una recolecta que se ha ido haciendo rutinaria en el mundo. La sangre del cordón umbilical almacenada puede ser eventualmente utilizada para trasplante de médula ósea en enfermedades como leucemias y linfomas.

Otra recomendación para la madre es mantener un buen canal de comunicación con el futuro papá, para compartir anhelos y temores y que ambos estén involucrados en todo lo que tenga que ver con el bebé al nacer e inclusive con la planificación de la vida del mismo a mediano y largo plazo.

Medicación  y control médico durante el embarazo

Como ya había sido mencionado, la diabetes gestacional se puede presentar entre 2 y 5 % de las mujeres embarazadas.

Por lo cual es entre la semana 24 y 28 de gestación que se recomienda la realización de los exámenes de glucosa, para verificar los índices de insulina y descartar cualquier indicio de diabetes en la madre.

Desarrollo del bebé

En esta fase ya los ojos del bebé están completamente formados y son sensibles a la luz y claridad.

Tomografías del cerebro de fetos en esta fase del embarazo han mostrado que los bebés responden inmediatamente cuando se les coloca una luz delante de la barriga de la madre, volteando la cabeza; eso es una señal del funcionamiento del nervio óptico.

En el ultrasonido ya es posible ver que el bebé se puede tocar el rostro, mover  sus brazos y piernas, colocar el dedito en la boca y hasta dar pataditas.

Los movimientos internos ocurren normalmente, el bebé traga líquido amniótico, que recorre todo su sistema digestivo y es liberado nuevamente a través de la vejiga.

El feto ya puede medir entre 30 y 33 cm y pesar entre 660 y 700 g, comparable con una  calabaza.

Se observa un mayor  parecido con un bebé, a pesar de que la cabeza sea aun un poco mayor que el cuerpo; los brazos y piernas son muy delgados, debido a que el bebé solo va a acumular grasas en las semanas finales del embarazo.

En esta fase el bebé podrá estar aumentando entre  30 y 50 gramos por día.

Los pulmones continúan desarrollándose, antes eran sólidos y esponjosos, ahora se pueden llenar de pequeños sacos de aire; el bebé continúa practicando movimientos respiratorios,  utilizando el líquido amniótico y no aire.

Se ha determinado que la música combina una actividad de la parte derecha del cerebro (melodía), con otra de la parte izquierda (palabras), lo que incentivará el crecimiento de las uniones entre las dos mitades del cerebro del bebé.

Normalmente el feto reacciona mejor a la voz de la madre y solo después a las voces masculinas graves.

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario