Calendario

Semana 26 de embarazo

Semana 26 de embarazo

Cambios físicos en la madre

El aparecimiento de celulitis es común durante el embarazo, y no es nada más que acumulación de grasa que puede estar relacionada con la producción de hormonas femeninas.

Los especialistas aconsejan la práctica de ejercicios para atenuarla y tonificar los músculos, siempre y cuando sean ejercicios seguros para la mujer embarazada.

Si se realizan caminatas al aire libre, se debe tener precaución con la exposición al sol, puesto que este puede producir o empeorar las manchas del rostro (cloasma) propias del embarazo; tales manchas como ya se ha mencionado, son producto de las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona), y desaparecen durante el primer año después del parto.

Síntomas

En esta fase del embarazo algunas mujeres pueden tener un ligero aumento de la presión arterial, lo cual resulta normal dentro de ciertos límites.

Se debe consultar con el médico y acudir de inmediato a un servicio de emergencia si se presentan síntomas como visión borrosa e hinchazón de pies y manos.

Los antojos que se pueden presentar en la mujer embarazada, muchas veces pueden ser una señal del cuerpo ante alguna carencia alimenticia; si por ejemplo se desea mucho comer carne, podría ser un indicativo de que se está necesitando mas hierro o proteína en la alimentación.

Las ganas de comer helados o queso sería una señal de carencia de grasas o calcio.

Otro síntoma que puede aparecer es un trastorno alimenticio que afecta a las mujeres embarazadas y que se conoce como alotriofagia o síndrome de pica; que es la ansiedad por comer cosas extrañas como tierra, tabaco, pintura, tiza, etc., si esto ocurre se debe conversar con el médico tratante.

En esta fase la hinchazón que se puede presentar es por retención de líquidos, es una incomodidad que puede ser aliviada evitando estar mucho tiempo de pie.

Recomendaciones

Como el bebé está creciendo intensamente, la alimentación de la madre debe ser cada vez más nutritiva y variada, para así poder atender las necesidades nutricionales del feto, se recomienda hacer comidas más reducidas pero cada 3 horas.

La alimentación debe  ser con una dieta equilibrada, que incluya muchos granos, verduras y legumbres; alimentos ricos en fibras como cereales, pan y arroz integral, los cuales son ricos en vitamina B y ayudan a aliviar el estreñimiento.

Otra recomendación que la mujer debe seguir es mantenerse bien hidratada, hacer reposo y asistir a todas sus consultas médicas, esto ayudará a disminuir el riesgo de tener un parto prematuro (cuando el bebé nace antes de la semana 37).

Medicación  y control médico durante el embarazo

Durante el control correspondiente a esta fase del embarazo, el médico tomará las medidas de el vientre, la presión arterial y solicitará un análisis de orina y un perfil sanguíneo, para determinar si todo anda bien y verificar específicamente los niveles de hierro en sangre.

En el caso de algún problema con el hierro, el médico ajustará las dosis de los suplementos de dicho mineral y hará algunas otras recomendaciones de carácter dietético.

 

Desarrollo del bebé

Para comenzar a entrenar sus nuevos pulmones, el bebé comienza a preparar su sistema respiratorio abriendo las narinas para inhalar y exhalar el líquido amniótico.

Como ya no hay más espacio entre el útero y el bebé, los movimientos de este se hacen más evidentes; por lo cual el feto consigue sentir caricias que se hagan en la barriga de la mamá.

Los ojos comienzan a abrirse, y aunque muy poco, hay movimiento de los mismos.

A partir de esta semana y hasta la hora del nacimiento, el peso del bebé triplicará, ya que en las siguientes semanas el podrá acumular grasas muy rápidamente.

Esa grasa es necesaria para poder ajustarse a la temperatura más fría del mundo externo, comparada con el ambiente cálido que tiene dentro de la barriga de la madre.

En esta semana ya el bebé pesa unos 760 g y mide 36 cm aproximadamente, y su cuerpo de largo se asemeja a un calabacín.

El sistema nervioso continua en desarrollo; a medida que las células del córtex cerebral maduran, el bebe comienza a desarrollar el pensamiento consciente.

El cerebro aumenta de tamaño y los circuitos nerviosos se encuentran unidos a las células cerebrales. Ahora ya las fibras nerviosas están cubiertas de mielina, la cual impulsa la capacidad de aprendizaje del bebe, así como su capacidad de recordar.

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario