Calendario

Semana 28 de embarazo

Semana 28 de embarazo

Cambios físicos en la madre

En esta etapa de las 28 semanas de embarazo, es común que los senos de la mujer comiencen a gotear calostro (primera leche materna).

En la mayoría de las mujeres sin embargo, el calostro solo se presenta después del parto y si se realiza cesárea puede inclusive demorar un poco más.

El vientre de la madre ha crecido tanto que pueden sentirse molestias al estirar los músculos abdominales.

Mientras más avanza el embarazo, mas estrías se pueden formar en el abdomen, senos y cadera.

La ganancia de peso es más rápida y la mayoría de las mujeres engorda en promedio unos 5 kilos solo en este trimestre.

Síntomas

Uno de los síntomas típicos que se pueden presentar en la semana 28 es la inflamación de los tobillos y los pies, esto debido a la acumulación de líquidos.

Lo recomendable es tomar mucha agua y hacer caminatas diarias de por lo menos media hora, así se activa la circulación.

La respiración de la madre puede verse dificultada, debido a que los movimientos del bebé pueden estar empujando el diafragma de la mujer.

Debido a que ya para esta fase se está más cerca de la hora del parto, uno de los síntomas que se pueden presentar es la salida de un tapón mucoso; es un signo de que el cuerpo comienza a prepararse para el trabajo de parto.

Esto puede suceder días o meses antes de la llegada del bebé, es algo normal que no debe asustar a la futura mamá.

Como el  sistema gastrointestinal está funcionando de forma más lenta que lo normal, pueden presentarse síntomas como acidez, indigestión e inclusive estreñimiento.

Estos síntomas pueden ser disminuidos comiendo de forma más lenta sin tomar mucho líquido; alimentos y bebidas frías pueden aliviar la sensación de irritación que produce la acidez.

Recomendaciones

En esta fase del embarazo el cuerpo puede doler, no existen opciones confortables para acostarse y se dificultan las actividades de rutina, como agacharse para agarrar algún objeto del piso; lo recomendable es no abusar del esfuerzo y respetar los límites descansando lo mas que se pueda.

Para disminuir la incomodidad que pueda causar la barriga, ya que esta dificulta la calidad del sueño, lo mejor es utilizar almohadas o cojines hasta encontrar una posición confortable.

Para aliviar las molestias ocasionadas por la aparición de hemorroides, la madre debe evitar permanecer mucho tiempo de pie y tratar de dormir con las piernas elevadas.

La alimentación debe incluir productos saludables, comerlos en pequeñas cantidades pero con mayor frecuencia; se deben evitar los refrigerantes.

Los antojos por algunos alimentos específicos se pueden hacer más intensos y satisfacerlos puede ser problemático para algunas mujeres por la preocupación con la ganancia de peso.

Si dichos antojos son por alimentos dulces, lo mejor es consumir frutas y así satisfacer esa necesidad de algo dulce sin engordar.

Medicación  y control médico durante el embarazo

En la recta final el médico realizará ultrasonido para observar mejor el estado en el que se encuentra la placenta, lo que indicará si la misma está nutriendo bien al bebé y realizando su función en el embarazo.

En muchos casos la placenta solo tendrá alteraciones los últimos días del embarazo.

También el médico especialista podrá indicar análisis de sangre para verificar el estado de salud de la madre; principalmente el examen de la diabetes gestacional.

Desarrollo del bebé

Habiendo comenzado oficialmente el  tercer trimestre de gestación, el cuerpo del bebé es comparable con una calabaza; mide 38 cm  y    pesa   1 kg.

Las capas de grasa que se forman poco a poco bajo la piel del bebé son para prepararlo para la vida fuera del útero.

Las células cerebrales del bebé ya están completamente formadas, comienzan a funcionar y a producir pequeñas reacciones faciales y neurológicas a medida que estas células son activadas.

En esta fase, si el bebé es varón, sus testículos comenzaran a bajar hacia el escroto, sin embargo eso puede demorar o hasta suceder después del parto.

Si es una niña, los labios de la vulva son muy pequeños y no cubren el clítoris, lo cual sucederá luego, con la evolución del embarazo.

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario