Calendario

Semana 4 de embarazo

Semana 4 de embarazo

Durante la semana 4 de embarazo, al realizar una ecografía, podrá ser visible el saco gestacional o saco vitelino implantado en el fondo del útero, el cual lleva los nutrientes al embrión, aún y cuando éste todavía no sea visible.

Esta ecografía se realiza para confirmar si el saco gestacional está en el lugar correcto, dentro del útero y no fuera de éste, lo que significaría que se ha producido un embarazo ectópico, y por tanto estaríamos frente a una emergencia médica.

La placenta, que conecta la circulación de la madre con el embrión, comienza a tener forma y se adhiere a la pared del útero para producir la implantación. El cordón umbilical sale de una parte lateral de la placenta.

El liquido amniótico, que protege al bebé durante el periodo gestacional, se está formando dentro de ese revestimiento o membrana.

Los pechos aumentan de tamaño y pueden doler debido al inicio de la producción de progesterona.

Síntomas en la semana 4 de embarazo

Con la producción de hormonas, el embarazo ya podría ser detectado por pruebas de sangre o de orina. La madre ya puede empezar a sentir mareos, náuseas y más sensibilidad a los olores.

Durante el embarazo las irritaciones en la piel se pueden hacer más visibles y podrá sentir retención de líquidos, sobre todo en los pies y piernas. No se aconseja disminuir la ingesta de líquidos, al contrario, tomar bastante agua es fundamental.

El enrojecimiento del rostro que se puede producir, sobre todo en las mujeres de piel clara, es debido al aumento de la cantidad de sangre en el cuerpo, situación que mejorará después que el bebé nazca.

También pueden aparecer manchas llamadas cloasma, melasma o mascara del embarazo. Son provocadas por cambios en la pigmentación de la piel y pueden salir en el rostro o el cuello; en mujeres morenas éstas manchas suelen ser más claras que la piel.

El cloasma es ocasionado por el aumento en la producción de melanina, un pigmento que produce la coloración de la piel, ojos y pelo. Normalmente las células que producen dicho pigmento se activan con los rayos ultravioleta de la luz solar. Por lo tanto es aconsejable que si la mujer va a exponerse al sol, utilice protector solar y sombrero. Éstas manchas desaparecerán durante los 3 meses siguientes al nacimiento del bebé.

Recomendaciones en la semana 4 de embarazo

Las primeras siete semanas de embarazo conforman el periodo llamado organogénesis, o sea la formación de los órganos del feto.

Por lo tanto, debemos tener especial cuidado en no exponernos a enfermedades contagiosas o a sustancias químicas. Permanecer largos periodos de tiempo en lugares contaminados, principalmente si hay humo de cigarrillo, puede ser perjudicial para la madre y el feto.

La disminución de los niveles de oxígeno, debido a compuestos químicos derivados del petróleo y que están presentes en el aire contaminado del trafico, además de los contaminantes que puedan estar en el aire que respiramos todos, puede influir negativamente en la formación de la placenta y de los órganos del feto, además de aumentar la posibilidad de que surjan enfermedades respiratorias en el bebé después de su nacimiento.

Medicación  durante el embarazo

En líneas generales lo recomendable es no consumir medicamentos durante la formación de los órganos del feto; excepciones podrán ser hechas en caso de algún tipo de infección, pero siempre bajo prescripción médica.

Si ocurriese algún problema para la formación del tubo neural, pueden surgir complicaciones entre las que se encuentran la espina bífida, donde la médula espinal no se cierra completamente.

Por lo tanto para prevenir dicha situación el médico recomendará tomar al menos 400 mg diarios de ácido fólico; además del que se debe incluir comiendo alimentos saludables que lo contengan.

Desarrollo del bebé

El conjunto de células, ahora denominado embrión, que está creciendo dentro del útero de la madre es del tamaño de un grano de arroz y puede tener un peso de 1 g y un tamaño de unos 0,2 cm.

El se divide en capas que posteriormente formarán los tejidos y órganos. Estas son las llamadas capas embrionarias. Ya en esta semana se comienza la diferenciación celular de lo que serán los huesos, piel, órganos, ojos y boca.

El tubo neural también empieza a desarrollarse, a partir del cual brotará el cerebro, la espina dorsal, la médula espinal y los nervios. El corazón y el inicio del sistema circulatorio comienzan a aparecer en la capa embrionaria del medio, junto con el sistema digestivo.

A su vez ya están funcionando una primera versión de la placenta y el cordón umbilical, que lleva nutrientes y oxigeno al bebé.

El sexo del bebé ya está determinado en esta cuarta semana, aunque no sea todavía detectable.

SEMANA 5 DE EMBARAZO

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario