Calendario

Semana 8 de embarazo

Semana 8 de embarazo

Semana 8 de embarazo. Entre la sexta y la octava semana de gestación los senos comienzan a aumentar su tamaño y continuaran creciendo durante todo el embarazo, esto es por el aumento de las capas de grasa de la piel.

Aunque sea una situación que pueda resultar incomoda para nosotras, éste aumento de tamaño tiene como propósito final preparar los pechos para la lactancia.

Pero si los senos no crecen mucho, no es motivo de alarma, cada mujer tiene sus características genéticas propias que definirán el tamaño de los mismos, sin que eso pueda influir en la calidad del amamantamiento.

Otro cambio que se puede dar en esta fase es el estiramiento de la piel, lo cual puede producir picazón; el médico indicará los productos adecuados para hidratar la piel y aliviar ese síntoma además de prevenir la formación de estrías.

La aparición de varices y hemorroides se debe a la sobrecarga en el sistema circulatorio; esto ocurre porque hay un aumento en el total de la sangre circulante en el cuerpo de la madre y puede llegar a ser hasta del 50 % más de lo normal, con la finalidad de atender la demanda del bebé.

Síntomas en la semana 8 de embarazo

Uno de los síntomas que se pueden presentar durante el embarazo es la retención de líquidos, esto se da por la producción de algunas hormonas responsables por incrementar la tendencia a reabsorber sodio.

Tales cambios hormonales también pueden hacer que aparezcan diversos síntomas como son:

  • Jaquecas
  • Insomnio
  • Estreñimiento
  • Cansancio
  • Nauseas y vómitos

Recomendaciones

Para evitar lo máximo posible la retención de líquidos, es recomendable disminuir el consumo de sal. Deberemos evitar añadirlo en las comidas y tratar de comer más cantidad de frutas, yogures y cereales.

Cómo calmar los mareos y las náuseas en el embarazo

Se debe evitar ayunar. Hay que hacer más de 5 comidas al día en cantidades muy pequeñas para que el estómago asimile poco a poco la comida. Se recomienda que antes de levantarse de la cama, tengamos preparado en la mesita de noche galletas saladas y comer unas cuantas antes de levantarse. También tomar pequeños sorbos de agua. Estirarse 5 minutos para que el estómago lo asimile y levantarse muy poco a poco.

Para mejorar la circulación sanguínea durante el embarazo y prevenir la aparición de varices, deberemos hacer caminatas diarias de al rededor de media hora y usar durante el máximo tiempo posible durante el día medias de compresión especiales para varices. También deberemos poner las piernas en alto durante unos 30 minutos cada día.

Es recomendable cuando nos vayamos a dormir, tumbarse del lado izquierdo al acostarse. En el lado derecho tenemos situada la vena cava, que es la vena por donde circula la mayor cantidad de sangre. Al dormir sobre el lado izquierdo, evitamos presionar la vena con el peso del útero y de esta forma, favorecemos la irrigación de la sangre hacia la placenta, aportando mayor oxígeno y nutrientes para nuestro bebé.

Para intentar evitar problemas gástricos durante el embarazo, además de ayudar con los mareos y las náuseas, se deben incluir productos ricos en fibra en la dieta diaria, como diferentes tipos de frutas como la papaya, ciruela, fresas, piña, naranjas.

Tampoco deberían faltar alimentos lácteos como leche, yogur, cereales integrales, legumbres y verduras crudas, los cuales serán fundamentales para regular la digestión y regular la flora intestinal.

Tomar mucho líquido a diario, dando preferencia al agua y a los jugos naturales sin azúcar o edulcorantes, ya que los mismos fermentan y producen gases.

Medicación  durante el embarazo

En los primeros meses de embarazo los niveles de hormonas son muy fluctuantes, lo cual entre otras cosas puede hacer que aumenten los mareos y las náuseas. A muchas mamás, durante el segundo trimestre, les disminuye o incuso desaparecen cuando ya la producción de hormonas comienza a estabilizarse.

Estos síntomas tan incómodos, pueden ser aliviados con algunos medicamentos específicos como Proclorperazina o Metoclopramida. IMPORTANTE: Consultar con vuestro médico y si lo cree conveniente os recetará el medicamento que se ajuste más a vuestras necesidades.

En casos leves donde no hay pérdida de peso ni riesgo para la salud de la madre o el bebe, puede ser tratado con reposo y una buena hidratación.

Desarrollo del bebé en la semana 8 de embarazo

A las 8 semanas de gestación el embrión ya está formando la lengua y los intestinos; los riñones están produciendo orina y la columna vertebral se hace visible.

Los dedos de las manos y los pies se comienzan a formar y el corazón alcanza un ritmo más acelerado, alrededor de los 175 latidos por minuto.

La pequeña colita que el bebé tenia empieza a desaparecer. Son tantos los cambios que se están produciendo que ya no se considera más un embrión y pasa a ser oficialmente un feto.

El tamaño aproximado del feto es de aproximadamente 1,7 cm, con un peso de 2,5 g y se puede comparar con una frambuesa.

SEMANA 9 DE EMBARAZO

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario