Endometriosis

Tengo endometriosis II

Buscando embarazo

Durante casi dos años intentamos a la manera “natural” quedarme embarazada, al principio lo hacíamos cuando teníamos ganas, sin mirar si era mi día de ovulación ni nada. Pasado un año empezamos a preocuparnos y me informo sobre cómo va el ciclo menstrual, del cual no tenía ni idea.

Una vez que ya sabía cuándo ovulaba, contamos los días y nos “guardamos” hasta esos días. Durante unos meses lo hacemos así y nada, así que vamos a la farmacia y compramos un test de ovulación para asegurar mejor el día exacto de la ovulación. Pero pasan más meses y nada. La única opción que nos quedaba ya, era ir al médico y eso hicimos.

Pedí hora al ginecólogo a través de la seguridad social y me dijeron que ya me llamarían. A los 4 meses me llaman y me dan hora para un mes más tarde. Voy a la consulta y le comento a la ginecóloga que llevo casi dos años intentando quedarme embarazada sin resultado. Me hace una serie de preguntas y me realiza una ecografía vaginal en la que me ve un quiste de unos 3 cm y me explica que tengo endometriosis y que puede ser la causa de que no me haya quedado embarazada. Lo siguiente que hace es mandarme otra ecografía. Voy al mostrador a pedir hora para la siguiente ecografía y me dicen que ya me llamaran.

Otra vez me llaman pasados 4 meses y me dan hora, otra vez, para un mes después. Entro a la consulta y esta vez es un doctor. Me realiza la ecografía y me dice que me acerque al mostrador para pedir hora para el resultado. Me dan hora para un mes más tarde y cuando voy a recoger el resultado, esta vez voy con mi pareja, está el mismo ginecólogo de la vez anterior y después de estar como 15 minutos mirando el monitor me dice que él no ve nada extraño en las imágenes. Así que me prepara un volante para pedir hora para fertilidad y a parte me da un vasito para mi pareja para que entregue una muestra de su esperma cuando vengamos a la visita de fertilidad y por si acaso mi pareja no lo sabía, le explica cómo tiene que dar su esperma, es decir, masturbándose y que si no sabe hacerlo para eso tienes a tu mujercita para que te ayude.

Nos quedamos flipados y salimos de la consulta con muy mala sensación en el cuerpo. Vamos al mostrador y entregamos el volante para pedir hora para fertilidad y lo mismo, ya nos llamarán.
A todo esto, a medida que pasaban los meses, cada vez tenía más dolor de ovarios. Por esta época ya empezaban a dolerme días antes de la regla y días después.

Hasta aquí han pasado tres años desde que decidimos buscar un embarazo. Tres años sin tomar anticonceptivos. Entonces no lo sabía, pero se me estaba liando una buena por mis bajos fondos.

Total, después de un año entero de acudir a la seguridad social, lo único que había conseguido eran dos ecografías y conocer a un ginecólogo, digamos que muy poco profesional.

En mi trabajo hay un convenio con Adeslas en el que los trabajadores, dependiendo de las horas de contrato que tengan, les sale la cuota más o menos barata y después de hablarlo con mi pareja, decido apuntarme. Y aquí es donde conozco a mi doctora actual.

Laparoscopia, Hidrosalpinx y FIV-ICSI

Me apunté para enero del 2017. Y pedí hora para finales de febrero. Entré a la consulta y le comenté todo el percal. Me hizo la primera ecografía y vió, en concreto, un quiste en el ovario derecho de 6 cm. (En estos momentos yo tenía unos dolores increíbles durante todo el mes. Repito. Durante TODO EL MES. No sólo con la regla y en especial en el lado derecho me daban unos pinchazos que hasta se me cortaba la respiración. Habíamos cogido un hotel en Andorra durante tres días, ya lo teníamos pagado y todo, pero no pudimos ir. El dolor era incapacitante. No podía moverme. La noche anterior había estado tirada en el suelo, con unos temblores en todo el cuerpo que no podía ni hablar y con vómitos. Pobre papichulo, que susto tenía, no sabía qué hacer. Intentaba cogerme para llevarme a la cama y yo le decía que no, o para subirme al sofá y tampoco. Al final cogió una manta y como pude me puse encima de ella.)

Después de hacerme la ecografía, me visto y me dice que si quiero quedarme embarazada y aliviar el dolor, he de operarme. Eso para mí era el fin del mundo. Dios, me van a operar! Quería morirme, que miedo tenía.

Me explicó que había visto ese quiste pero que hasta que no entrase dentro de mi cuerpo, no sabría 100% como estaba todo. Así que entre el mes de marzo y abril me manda diferentes pruebas pre operatorias y para principios de mayo, me opera.

Me realizó una laparoscopia. Yo estaba súper cagada. Tenía miedo de la operación y miedo a las cicatrices. Había visto vídeos e imágenes por internet de laparoscopias que dejaban unas cicatrices horribles. Y nada más lejos de la realidad. Cuando por fin pude verme las cicatrices, vi que sólo había hecho tres. Una en el ombligo, que casi ni se veía, y dos justo por debajo de la goma de las bragas de unos 2 cm cada una. A día de hoy, ha pasado casi un año y apenas se ven.

Al día siguiente de la operación vino a verme y me explicó que el quiste había crecido en un mes hasta los 9 cm y que el dolor extremo que había tenido era porque el quiste había reventado y había estado sangrando y esa sangre se había quedado pegada al quiste haciéndolo más grande y evidentemente, más molesto. También me explicó, que tenía toda la zona bastante sucia, es decir, llena de adherencias y que aunque no imposible, me iba a resultar complicado quedar embarazada naturalmente.

Aun así, ya que un no rotundo no existía, me daba de plazo 6 meses máximo para seguir intentándolo naturalmente y ver que pasaba.

Y mi vida cambió. Seguía teniendo dolores con la regla pero nada que ver. Tomaba un ibuprofeno y se me calmaba. Volvía a tener una vida normal. Durante los 6 meses que me dio de plazo para quedarme embarazada naturalmente, ya sabíamos que la endometriosis seguiría avanzando y a medida que pasaban los meses, empecé a notar que empezaba a dolerme un poco días antes de la regla, durante y después. Pero al menos era soportable y tomando ibuprofeno se me pasaba.

Pasaron los 6 meses y no me quedé embarazada. Ya estábamos a mediados de diciembre y mi doctora se cogía un mes de vacaciones. Me comentó que en mi caso, lo más efectivo sería hacerme una FIV pero que ella no iba a estar durante un mes y que si quería podía derivarme a otro especialista mientras ella no estuviese. Le dije que no. Me arriesgaba a seguir esperando y a que la endometriosis siguiera su avance, pero después de mi experiencia con otros “especialistas” preferí esperar a que volviera.

Y volvió. Y me hice la FIV. En una de las revisiones vieron que tenía hidrosalpinx en la trompa izquierda. Sólo tenía un embrión y un 35% de probabilidad de quedarme embarazada. El 17 de marzo del 2018 me realicé un test de embarazo y dió positivo.

You Might Also Like

1 Comentario

  • Reply Tengo endometriosis I - Mi bebé pipeta mayo 27, 2018 at 5:21 pm

    […] Tengo endometriosis II […]

  • Dejar un Comentario